Aplicaciones previas de cannabis en tratamiento

En los pacientes con cáncer, los cannabinoides se utilizan principalmente como parte de los cuidados paliativos para aliviar el dolor y las náuseas causadas por la quimioterapia y para aumentar el apetito. Los cannabinoides, como agonistas de los receptores CB1 centrales, crean un efecto antiemético al prevenir la acción proemética de sustancias endógenas como la dopamina y la serotonina. Además, se han realizado varios estudios en pacientes con cáncer para evaluar la eficacia del cannabis en el tratamiento del dolor crónico y la neuropatía. En ciertas dosis, los extractos de THC y cannabidiol (CBD) tuvieron efectos positivos en la reducción del dolor.

Cannabis: ¿una cura para el cáncer?

En los últimos años, los cannabinoides han comenzado a estudiarse más extensamente para observar los posibles efectos antitumorales y el manejo de los síntomas en los tumores. Numerosos cultivos celulares y estudios en animales han demostrado efectos antitumorales de los cannabinoides en diferentes tipos de cáncerSe ha demostrado in vitro la actividad antiproliferativa directa de los agonistas cannabinoides sobre varios tipos de células tumorales. Este efecto se debe a la inhibición crecimiento tumoral mediado por la detención del ciclo celular o la apoptosis, así como a la reducción de la neovascularización y la metástasis. Modelos de cáncer in vitro e in vivo muestran que los cannabinoides pueden modular eficazmente el crecimiento tumoral, sin embargo, los efectos antitumorales dependen en gran medida del tipo de cáncer y la dosis, es decir, la concentración del fármaco. Comprender cómo los cannabinoides pueden regular los procesos celulares esenciales involucrados en la tumorigénesis, como la progresión del ciclo celular, la proliferación celular y la muerte celular, así como las interacciones entre los cannabinoides y el sistema inmunológico, son cruciales para mejorar los enfoques terapéuticos existentes y en desarrollo para los pacientes con cáncer.

En Europa la compra legal del cannabis ya se ha vuelto un medio como tratamiento para la salud de gran rendimiento.

¿Qué podemos concluir?

El impacto del cannabis en el tratamiento de los síntomas del cáncer ciertamente no es pequeño. Sin embargo, el cannabis, como todas las demás drogas, debe ser sometido a una serie de estudios preclínicos y clínicos para que se entienda como una droga, así como la dosis adecuada y los posibles efectos secundarios, es decir, efectos secundarios. En la investigación hasta la fecha, el cannabis también ha demostrado una eficacia extremadamente interesante contra el crecimiento de células tumorales. Sin embargo, los resultados que obtenemos in vitro y en modelos animales simplemente no se pueden mostrar en humanos, con todo el esfuerzo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *